Tipos de cuencos sonoros

Compartir post:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp

Por Jorge Zain

Clasificación según método de fabricación


Existen diferentes formas de fabricar un cuenco sonoro. Cada una de ellas da como resultado un instrumento con cualidades específicas, dependiendo del material que se utilice. En cada método de fabricación, la clave está en la manera en que el metal es doblado.

Martillados a mano


En el método tradicional de fabricación de los cuencos tibetanos, se funde un disco de metal, que contiene principalmente metales como cobre, estaño, hierro y zinc, mas todas las impurezas propias de cada metal. Este disco se martilla sobre distintas superficies cóncavas, hasta lograr la forma deseada del cuenco. Cada tanto es importante recocer el metal (llevarlo al rojo) para darle mayor maleabilidad y para evitar que se quiebre. En sí es un proceso simple, aunque muy trabajoso. Lo mas difícil de este método es que la circunferencia sea lo mas redonda posible.
Hoy en día los cuencos ya no se fabrican en el Tibet, sino principalmente en la India y en Nepal. Se los reconoce, en primer lugar por la textura golpeada de la piel, y en segundo lugar por las imperfecciones típicas de una pieza fundida.


Las principales características de estos cuencos son los batidos que presentan al percutir el instrumento, por la irregularidad de la pieza debido a los golpes de martillo, y el largo intervalo de tiempo que le lleva al sonido extinguirse. Muchas veces al frotado no tienen un gran nivel acústico, como sí lo tienen los cuencos de fundición, que describiremos a continuación.

Cuencos Fundidos

Se funden discos de metal de distinto diámetros que luego se martillan sobre superficies cóncavas para darles la forma definitiva. La parte mas trabajosa es moldear las piezas, ya que se moldean a mano, pieza por pieza, con una arena especial capaz de soportar altas temperaturas. Estos cuencos se fabrican principalmente en India, Nepal.

Al ser frotados, y dependiendo de la aleación, emiten un sonido muy dulce, y alcanzan una gran sonoridad (volúmen).

Cada método de fabricación da como resultado un sonido diferente, que no es mejor ni peor que otro. Por eso yo siempre recomiendo la variedad, familiarizarse con cada tipo de cuenco, explorar las posibles combinaciones tímbricas, sentirlos, tocarlos, jugar con ellos, probarlos en uno mismo, experimentar con otros. El lector podrá objetar que no siempre esto es posible.

Si uno está aprendiendo la técnica de “masaje sonoro”, puede empezar con uno vibro acústico que tenga una buena sonoridad de baja frecuencia al frotado, y tal vez mas adelante encontrar uno martillado y grave para percutir sobre el cuerpo.

No existe el cuenco perfecto para sanación, ya que los cuencos no son instrumentos mágicos ni sagrados. Lo que es sagrado no es el instrumento, sino el vínculo que uno establece con él. Lo sagrado es también el cuidado que uno tiene hacia uno mismo, hacia sus seres queridos, hacia sus pacientes y colegas, hacia la sociedad y hacia el mundo. El amor que uno tiene por lo que hace.

Fuente:

http://www.vibroacustica.com.ar/2012/wp-content/uploads/PDF-Tipos-de-cuencos-sonoros.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos de Tu Interés

Actualidad Ecomarket

Tipos de cuencos sonoros

Por Jorge Zain Clasificación según método de fabricación Existen diferentes formas de fabricar un cuenco sonoro. Cada una de ellas da como resultado un instrumento

Leer Mas »
Carrito
Abrir chat