Cuencos Tibetano

La vibración y el sonido de los cuencos trabajan sobre nuestro cuerpo energético y áurico, equilibrándolo a través de cada uno de los Chakras, y físicamente sobre nuestra estructura ósea, nuestra columna vertebral y a cada célula de nuestro cuerpo para establecer la perfecta armonía.